Novedades

Últimas noticias, ofertas, artículos y guías para el afilado
Como elegir el refrigerante de afilado o rectificado

Los refrigerantes de afilado o rectificado de herramientas se dividen en:

  • SOLUBLES (También conocidos como Taladrinas)
  • NO SOLUBLES (Aceites de afilado y de corte)

Las taladrinas y aceites de corte se utilizan en el mecanizado o afilado por arranque de viruta.
Para el mecanizado se precisa energía: el 98% de esta energía se transforma en calor, este calor es el responsable de:

  • Deterioro de las herramientas por perdida de dureza (perdida del templado)
  • Deterioro de la herramienta por formación del “falso filo”, al soldarse parte de la viruta sobre la herramienta
  • Del mal acabado de la pieza mecanizada
  • Del deterioro acelerado de la muela o piedra de afilado

Además, en la operación de corte, también se produce una cierta deformación plástica del material en la parte anterior al corte.

Filo de corte

El aceite de afilado o la taladrina debe refrigerar la zona de corte y la zona de deformación plástica

Mision del refrigerante de afilado

  • LUBRICAR: Disminuir el coeficiente de fricción entre viruta, muela y herramienta.
    Se debe conseguir una película lubricante entre la herramienta y la viruta, y entre la herramienta y la muela. Al disminuir el rozamiento, disminuye el calor generado.
  • REFRIGERAR: Disipar el calor generado en la operación de corte y deformación.

¿Cómo se elige el correcto refrigerante para el afilado o rectificado?
Los parámetros principales son:

  • Material o herramienta a afilar
  • Tipo de operación: Afilado, rectificado, fabricación, …
  • Tipo de muela

Cuanto más fácil sea afilar una herramienta (alto índice de maquinabilidad) podremos conseguir mayores velocidades de afilado con menores presiones. A mayores velocidades mayor temperatura y calor generados, lo que implica una mayor necesidad de refrigeración -> Taladrina.

A menor maquinabilidad, menor velocidad de afilado y mayor presión, por lo que necesitamos de mayor lubricación -> Aceites de afilado y de corte.

El material dúctil sufre deformación interna antes de ser afilado o rectificado, produce viruta continua y puede formar el “falso filo” sobre la herramienta.
Genera pocas vibraciones sobre la herramienta y precisa poca lubricación y mucha refrigeración -> Taladrina.

El material frágil no sufre deformación interna antes de ser afilado, produce viruta discontinua.
Genera muchas vibraciones sobre la herramienta y necesita mucha lubricación -> Aceite de afilado y de corte.



Este sitio web utiliza cookies para mejorar la navegación, el hecho de navegar por el sitio implica la aceptación de las cookies.

© 2017 ELITE. Todos los derechos reservados.     Condiciones de uso     Política de privacidad     Elija su idioma